27 diciembre 2007

Aparato reproductor del conejo

Los testículos son los encargados de producir los espermatozoides y las hormonas masculinas (andrógenos). Están envueltos por el escroto cuya función principal es de sujeción y protección de los testículos. Y además regulan el control de la temperatura corporal.

Los espermatozoides se almacenan y maduran en el epidídimo, este consta de tres partes cabeza, cuerpo y cola. Ésta última conecta con el conducto deferente, que es el encargado de transportar a los espermatozoides.

El colector seminal, es un conducto que está situado en la base del pene y recibe los espermatozoides procedentes del conducto deferente, las glándulas vesiculares y la próstata. Éstos, contribuyen con diferentes líquidos y substratos para el semen.

El conducto eyaculador es la continuación del colector seminal y recoge las secreciones de las glándulas bulbo uretrales las cuales lavan la uretra de residuos de orina.

La uretra es la prolongación del conducto eyaculador y se corresponde con el cuerpo del pene, órgano básico para la copulación.

El pene del conejo no tiene glande.